Emaus

Tras la imagen de los discípulos que se encuentran con el Señor en el camino de Emaús, cenan con Él y van rápidamente a anunciarlo a los demás hermanos, hombres adultos se reúnen en grupos para vivir más intensamente el aprendizaje de la vida cristiana, para compartir y dialogar fraternalmente, para escuchar y acoger la Palabra de vida, para vivir intensamente la piedad eucarística y dar testimonio de que el Señor Jesús es la reconciliación que restablece la amistad con Dios Padre en el Espíritu.