La experiencia de la joven que leyó en la Misa Final de la JMJ

Rio de Janeiro 02/08/13, (Familia Sodálite Noticias —  Brasil). Durante la Misa Final de Envío de la JMJ, presidida por el Papa Francisco, tuvo la oportunidad de leer la segunda lectura la joven Katherine Bauman, integrante del MVC en Estados Unidos.

Katherine 2

Katherine relató que fue “una experiencia increíble” poder haber leído la segunda lectura en la Misa. “Fue impresionante mirar hacia adelante y ver varios millones de personas y pensar que todo esto se debe a que doce hombres le dijeron ‘sí’ a Dios hace 2 mil años” dijo emocionada, luego de ver los millones de jóvenes apostados en varios kilómetros en la playa de Copacabana, ante el precioso escenario del mar. “Leer ante millones en la playa de Copacabana y estar en la Misa en un país de América Latina con un Papa latinoamericano me ha mostrado que soy parte de algo mucho más grande que yo” concluye de esta maravillosa experiencia.

Katherine quien cumplió 20 años un día después de la Misa Final, es de Denver (Estados Unidos) y estudia teología, educación y lenguas clásicas en el Benedictine College en Archison, Kansas. Refiriéndose a la experiencia de participar en la Jornada Mundial de la Juventud, comentó que “esta oportunidad ha expandido mi percepción de la diversidad y la riqueza de nuestra Iglesia. Tantas culturas reunidas todas”, pues se trata de un encuentro al que asistieron 175 naciones de todo el mundo. Oportunidad en que también percibió con gratitud la riqueza de participar de un movimiento internacional, cuyos miembros le cantaron “cumpleaños feliz” en diversos idiomas, en el lugar donde se congregaban los peregrinos del Movimiento de Vida Cristiana venidos de diversos países.

Esta era la primera vez que ella asiste a una Jornada Mundial de la Juventud y antes de llegar a Río, parte de su delegación estuvieron en Sao Paulo en donde dieron catequesis a niños y adultos en una zona pobre, colaborando con Solidaridad en Marcha, en la comunidad Jardim Felicidade, en una favela de la diócesis de Campo Limpo. De esta experiencia destacó “la apertura de corazón de la gente”, que veía en el centro solidario Nossa Senhora Aparecida que promueve esta asociación del Movimiento de Vida Cristiana.

Esta experiencia de servicio estuvo muy en consonancia con la exhortación del Papa Francisco en  la Misa Final de envío a transmitir la fe a los demás a través de una “vida de servicio” y así poder imitar a Jesús. Dirigiéndose a los jóvenes el Papa dijo que evangelizar es “superar nuestros egoísmos, es servir inclinándose a lavar los pies de nuestros hermanos como hizo Jesús”. Palabras que resuenan en los jóvenes participantes.

Por ello a Katherine la conmovió mucho también la visita del Papa Francisco a la favela de Varginha “porque él ve primero a la persona y lo principal para él es encontrarse con ella y darle amor”.  Lo cual la llevó a formular este cuestionamiento dirigido a todos los jóvenes: “¿qué pasaría si todos viviéramos fielmente nuestra fe? ¿Qué cosas no podríamos lograr? Creo que podemos hacer mucho”. Definitivamente esta JMJ ha sido para Katherine una experiencia inolvidable.