“Las piedras vivas, la feligresía de esta parroquia, es más importante que un edificio”

Lima, 17/09/13 (Familia Sodálite Noticias — Perú). Con una hermosa y solemne ceremonia presidida por Mons. Norberto Strotmann Hoppe, Obispo de Chosica, se dedicó el templo San José de Mayorazgo el pasado 14 de setiembre, vísperas de la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mons. Norberto Strotmann Hoppe, Obispo de Chosica, se dedicó el templo San José de Mayorazgo el pasado 14 de setiembre, vísperas de la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores

La ceremonia plena de simbolismos, se inició fuera del templo de la parroquia Nuestra Señora de la Cruz mientras las puertas del recinto permanecían cerradas. Allí un grupo de fieles, que colaboraron en la edificación, entregaron al obispo el edificio quien seguidamente pidió al párroco P. Jean Pierre Teullet que abra las puertas de la iglesia. También se encontraban el Vicario General del Sodalicio, Fernando Vidal, y el Superior Regional del Perú, Rafael Ismodes.

El templo recibió al obispo, los presbíteros concelebrantes y a los fieles con una vista particular: las luces apagadas, el altar totalmente desnudo y el sagrario abierto y vacío simbolizando que aún no permanece el Señor Sacramentado en este recinto sacro. Una vez dentro del templo Mons. Strotmann bendijo el agua que fue rociada sobre los fieles como señal de penitencia y recuerdo del bautismo así como también para purificar y bendecir los muros y el altar del nuevo templo.

La Liturgia de la Palabra resaltó el símbolo de los lectores que entregaron el leccionario al Obispo. Durante la homilía Monseñor Norberto Strotmann resaltó la importancia de la dedicación del templo porque “es en este lugar donde Dios renueva su cercanía para con nosotros”, explicó.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A la luz del Evangelio explicó que con la lectura del Hijo Pródigo “Cristo explica quién es Dios y lo que Él está haciendo”, y añadió sobre el amor del Padre que “así es Dios: más grande que nuestro corazón pero quiere que con Él crezcamos”.

Monseñor también destacó la importancia que han tenido y tienen ahora los fieles en el desarrollo de la parroquia. “Lo primero son ustedes”, dijo dirigiéndose a los asistentes, “las piedras vivas, toda la feligresía de esta parroquia es más importante que un edificio”.

Mons. Strotmann finalizó explicando que “esta fiesta tiene a Dios mismo en centro de su gratitud, pero esto no excluye que no podemos dar delante de Dios las gracias a todos lo que por esta iglesia han sufrido un poquito”, dijo bromeando sobre quienes tuvieron que ver en la edificación del templo.

En el Rito de Dedicación propio, que comenzó con el canto de las letanías, las reliquias de San Herculano Mártir, fueron depositadas debajo del altar el cual fue sellado por dos representantes de todos quienes trabajaron en la construcción del templo. Acto seguido Mons. Norberto Strotmann ungió el altar con el Santo Crisma mientras que dos sacerdotes hicieron lo mismo con los muros de la iglesia. Terminada la unción un brasero fue llevado al altar donde se quemó incienso recordando a los fieles que el aroma de Cristo ahora está presente en el templo. Luego de la incensación, cubierto el altar y adornado con los candelabros y flores, se encendieron por primera vez las luces del presbiterio y de la nave de modo festivo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En un momento sumamente emotivo, después de la Liturgia Eucarística y la Comunión Mons. Norberto Strotmann tomó el Santísimo y lo colocó en el sagrario, inaugurando la presencia de Cristo Sacramentado en el templo; y mientras los fieles rezaban dando gracias por esta presencia escuchando el coro, el P. Jean Pierre encendió la lámpara roja que indica que desde aquel momento el Señor está presente en la iglesia San José de Mayorazgo.

La ceremonia concluyó con palabras de agradecimiento por parte de Rafael Ismodes, Superior Regional del Sodalicio de Vida Cristiana en Perú quien en representación del Superior General resaltó el trabajo  del párroco, a quien le agradeció “por su tenaz esfuerzo en continuar lo que ya habían empezado otros», pero destacando que en 3 años concluyó con su impulso esta labor. De la misma manera agradeció a la comunidad parroquial por “su ejemplo de tesón, de constancia, de fidelidad, de entrega, de donación, de amor a Dios y de apostolado. Es un compromiso mutuo, es una entrega mutua, por eso nuestro corazón está agradecido”.

Luego el Sr. Humberto Gibaja, Presidente del Comité Pro Templo, hizo un breve recorrido histórico de la parroquia que se inició  “hace 26 años cuando por primera vez celebrábamos la primera misa en algún parque de esta urbanización”. Resaltó también las “dificultades, logros y muchas alegrías acontecidas al ver como poco a poco se iba levantando esta iglesia y centro pastoral”, que es ahora una realidad.

p.jp teullet

Finalmente el P. Jean Pierre Teullet, párroco de Nuestra Señora de la Cruz,  quiso “agradecer a Dios porque todo este proyecto ha demostrado nuevamente algo fundamental: que Dios es bueno, que nos quiere y que con Él lo podemos todo”. Resaltó de manera especial el hecho de «que sobre todo y ante todo, esto es una obra de Dios y que manifiesta cuán grande es Dios y como con Dios se puede hacer todo” y explicó que “esto es un estímulo para que todos seamos mejores cristianos”.

Al terminar la celebración el sodálite Rubén Arrunátegui dio lectura a la bendición papal obtenida para la nueva parroquia. Tras lo cual el ex alcalde de Ate, Enrique Dupuy, tuvo palabras de agradecimiento y cariño para el P. Jean Pierre —quien públicamente le agradeció por su esfuerzo y dedicación a la recuperación de la zona— y los fieles de Nuestra Señora de la Cruz. Finalmente el párroco dio una bendición e invitó a los fieles asistentes a conocer el Centro Pastoral que, junto con el templo, forma parte de las instalaciones del templo parroquial.

Te invitamos a ver las imágenes de la gran celebración de fe en nuestra galería de fotos.

La parroquia Nuestra Señora de la Cruz se formó cuando se creó la Diócesis de Chosica en diciembre de 1996, a partir del territorio que era parte de la parroquia sodálite Nuestra Señora de la Reconciliación. Desde entonces viene siendo administrada por el Sodalicio de Vida Cristiana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Categorías Noticias