"Mamá Rita", la doblemente madre del Albergue San Lucas

Callao, 08/05/15 (Familia Sodálite Noticias – Perú). El Albergue San Lucas de Solidaridad en Marcha es un hogar de ancianos en situación de abandono que encuentran madres adoptivas en las mujeres que los atienden a diario. Una de ellas es “Mamá Rita” Zambrano, entregada a la misión de devolver la dignidad a los abuelitos.

Albergue San Lucas Dia de la Madre 2015 FSNoticias

A pocos días de celebrarse el Día de la Madre en el Perú, el programa “A las Once” de América Televisión le dedicó un homenaje a las madres adoptivas de los abuelitos del Albergue San Lucas. En la emotiva nota cuentan la historia de Rita Zambrano y Carmen Solis, dos voluntarias del Albergue San Lucas, ubicado en una de las zonas más peligrosas del Callao.

Las abuelitas del Albergue San Lucas, dirigido por Solidaridad en Marcha, sufren de distintas enfermedades y condiciones, algunas reciben a los visitantes con las miradas perdidas, saben que el hogar que las acoge es mejor que el que tenían. La mayoría tuvo la dicha de ser madre, pero muchas fueron olvidadas por sus propios hijos. Sin embargo, son parte de una nueva familia.

En El Albergue San Lucas conviven ancianitas y mujeres voluntarias que se han convertido en sus madres adoptivas. Rita Zambrano es una de esas madres adoptivas, una hacendosa mujer con dos hijos, nietos y bisnietos. Su corazón es tan grande que tiene lugar para las muchas abuelitas y abuelitos que viven en el albergue. Su vida es un libro lleno de historias y vivencias; en 22 años ha visto llegar a muchos con la ropa que tenían puesta y fue testigo de la despedida de muchas que quedaron olvidadas por sus familias.

“Mamá Rita” como la conocen en el albergue, asegura que experimenta constante “mucho cariño, mucho dolor y sufrimiento por sus enfermedades, por ver cómo algunos son capaces de abandonar a sus madres”. Sin embargo, ante está triste situación ellas responden con amor: “las recibimos aquí con mucho amor y cariño. Le devolvemos la dignidad a quién llega aquí para ayudarlo a encontrarse con Dios”. Ella afirma además que a pesar que pasen los años, “para el amor de madre no hay reemplazo, es un amor sincero y no se puede cambiar”.

Categorías Noticias